9 consejos para oler bien en casa.

Vamos a pasar un tiempo encerrados en casa. Cuando estás mucho tiempo en un sitio dejas de darte cuenta de cómo huele. Sin embargo, ese olor te influye de forma inconsciente y si lo manejas con sabiduría puede hacer que te sientas mejor.

La situación es complicada. Para hacerle frente es importante mantener una actitud positiva. Por supuesto, seguir los consejos de los especialistas sobre seguridad, comportamiento e higiene. Pero también es fundamental que cuidemos nuestro estado emocional, para conservar la energía y mantener el espíritu en alto durante este tiempo difícil.

En Pressentia somos especialistas en olores. Sabemos que el olfato tiene una conexión más directa que los otros sentidos con las emociones y la memoria sensorial. Por eso creemos que en estos días los olores pueden ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y olvidar por un rato el agobio del aislamiento y el encierro. Estos son nuestros consejos:

  1. Ventila

    Por la mañana, nada más levantarte, abre todas las ventanas para que tu casa se ventile bien. Deja que entre el aire fresco durante unos minutos. Tu casa olerá mejor, y el aire de la primavera te traerá una dosis de optimismo que notarás enseguida.

  2. Presta atención a los olores

    Huele tu ropa, tu jabón, un libro, los cajones de tu mesa. Intenta describir los olores. Es sorprendentemente difícil, porque el lenguaje que utilizamos para los olores es muy impreciso. Mira este post de nuestra web. Puedes hacerlo solo o con otros miembros de tu familia. Ahora tienes tiempo. Es un ejercicio interesante.

  3. Cuidado con los alimentos malolientes

    Sardinas. Hígado. Huevos cocidos. Quesos muy curados. Una buena receta con cualquiera de estos ingredientes puede ser deliciosa, pero huelen muy mal al cocinarlos. Los malos olores de estos alimentos se deben a reacciones químicas que se generan en su interior, y que producen compuestos azufrados o etilaminas. Evita que tu casa huela así. Cuando los cocines, cierra la puerta y ventila la cocina.

  4. En la cocina tienes perfumes naturales

    Utilízalos. Romero, tomillo, eneldo. Puedes usarlos como condimentos, pero también como perfume para el hogar; hirviéndolos con un poco de agua desprenderán un aroma reconfortante que se expandirá por tu casa. También puedes hervir café, clavos, y otras especias que te gusten. Las cáscaras de los cítricos -naranja, limón, mandarina – bien trituradas puedes usarlas como potpurrí, poniéndolas en un cuenco y dejando que desprendan su olor refrescante mientras se secan.

  5. Vainilla y Canela

    Los agentes inmobiliarios usan estos olores cuando enseñan una casa porque saben que eso la hace más atractiva a los compradores. Cuando hagas la compra trae vainillina y canela en polvo. No son caras. Luego, si tienes habilidades reposteras, hornea unas galletas o un bizcocho con una dosis generosa de ambos ingredientes.  Si no las tienes, simplemente espárcelas en un trozo de pan mojado y mételo en el horno a 160º durante unos 40 minutos. Cuando termines, llévalo al salón. Su olor cálido y reconfortante hará que te sientas un poco mejor.

  6. Perfumes de hogar

    Seguro que tienes guardada alguna vela perfumada que te regalaron hace tiempo, o tal vez las empleas regularmente. Ahora es el momento de usarlas. También puedes probar los ambientadores en sticks (mikados).  Al cabo de un rato dejarás de percibir su olor. Sin embargo, ese olor te influye de forma inconsciente, y si lo manejas con sabiduría puede hacer que tu ánimo mejore.

  7. El olor de tu cuerpo

    Un ejercicio que puedes hacer solo o con tu pareja, y que te revelará algo que tal vez nunca habías notado. Por la mañana, después de ducharte, ponte una camiseta limpia. Úsala durante todo el día. Por la noche, antes de irte a dormir, métela en una bolsa de plástico y ciérrala. A la mañana siguiente, después de ducharte, abre la bolsa y huélela. Es tu olor personal. Huele también el de tu pareja. En las personas sanas es un olor suave y cálido, nada desagradable. 

  8. Experimenta con perfumes

    Prueba el perfume de tu pareja. Comprueba cómo en ti huele distinto. Invita a tu pareja a probar tu perfume. Las diferencias entre perfumes para hombre y mujer son puramente culturales. Probablemente tengas en tu casa algún perfume que ya no usas, o uno que nunca has usado. Dales una oportunidad. Utilízalos con moderación: si alguien lo huele a más de un metro y medio de distancia, te has puesto demasiado.

  9. Diseña tu perfume a medida

    Prueba el cuestionario que usamos para diseñar perfumes personalizados. El diseño es gratis, y si luego te animas podrás encargarnos fácilmente tu perfume ideal.

Este es un momento difícil, pero estamos seguros de que pasará. Si todo va bien, en unas semanas podremos volver a disfrutar como antes de los pequeños placeres de la vida. Y en Pressentia seguiremos a tu disposición para ofrecerte tu perfume a medida y que nadie en el mundo huela como tú.

Si quieres saber más sobre olores o sobre los mejores perfumes, te invitamos a seguir en contacto. Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra lista de novedades dejándonos tu e-mail en el formulario de esta página.