Perfumes cítricos, un olor refrescante y optimista.

A todos nos gusta el olor de los cítricos. Las fragancias deliciosas del limón, la lima, la naranja, la mandarina y el pomelo evocan siempre una sensación intensa de frescura y alegría.

Pressentia - Perfumes cítricos

Mucha gente asocia estos olores con el verano. Los perfumes cítricos son adecuados para esa época del año porque el calor potencia los aromas. La frescura de las notas cítricas nunca resulta cargante o demasiado intensa.

Durante el resto del año, los perfumes cítricos siguen siendo los favoritos para quienes prefieren un aroma limpio, joven, optimista y fresco. Pero esto no significa que sean simples o poco sofisticados. Por el contrario, un buen perfume cítrico puede ser una fragancia compleja y exquisita.

La primera fragancia basada en los olores cítricos fue el Agua de Colonia. Fue creada en 1709 por Jean Marie Farina, un perfumista francés que trabajaba en la ciudad alemana de Colonia. Desde entonces, tradicionalmente, se llaman colonias a las fragancias ligeras y con aromas frescos.

Perfumes cítricos, un reto para el perfumista

Las notas cítricas son muy volátiles y tienden a evaporarse muy rápidamente. Por eso muchos perfumes basados en estas frutas son efímeros, y su olor dura muy poco en la piel. El reto del perfumista es capturar el olor luminoso y optimista del limón o la naranja y conseguir prolongar la sensación de frescura más allá de los primeros momentos. Cuando lo consigue, el resultado es un perfume singular, capaz de enamorar a quien lo percibe. El peor fracaso es que el aroma recuerde a los olores bastardos de los productos de limpieza.

En la paleta del perfumista hay una gran variedad de notas cítricas. Las más habituales son el limón de Sicilia, la naranja dulce o amarga, la mandarina, la lima y el pomelo. En los últimos años han aparecido nuevas opciones con olores originales y exóticos, como el yuzu, el kumquat, y nuevas variedades de limas y limones con fragancias de matices característicos.

Los perfumes cítricos de calidad suelen contener también otras notas olfativas. Aromas que prolongan y complementan los olores refrescantes característicos de esta familia de fragancias. Matices aromáticos, florales o amaderados, a veces sorprendentes, que enriquecen la experiencia limpia y estimulante de un buen perfume cítrico.

En Pressentia diseñamos perfumes a medida. Cuando nos encargues tu perfume cítrico, te ofreceremos un aroma que no encontrarás en ninguna otra fragancia. Con los matices y los olores que más te gusten y la intensidad que prefieras.

Si quieres saber más sobre olores o sobre los mejores perfumes, te invitamos a seguir en contacto. Si aún no lo has hecho, suscríbete a nuestra lista de novedades dejándonos tu e-mail en el formulario de esta página.